Radio Victoria 25 años en comunidad, cultivando vidas y esperanzas

Por ARPAS

Como una medida de presión, la Alianza contra la Privatización del Agua realizó una caminata hacia Casa Presidencial para recordarle al Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, su descontento con las reformas a la Ley de Asocio Público Privado y exigirle las vete.

Estas organizaciones reiteraron su preocupación por la incorporación del tratamiento y saneamiento de aguas residuales en esta ley pues, señalan, esto puede abrir las puertas a la privatización de servicios públicos.

En un primer momento, las organizaciones lamentaron que, como sucedió en diciembre pasado, agentes de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) salieran al paso y bloquearan con barricadas el acceso a la casa Presidencial.

Cerca de las 10 de la mañana, los agentes de la UMO informaron que se abriría el paso y permitirían a las organizaciones llegar hasta a su destino.

La aprobación de las reformas a la Ley de Asocio Público-Privado fue una de las condiciones de la Corporación del Milenio, y del Gobierno de Estados Unidos, para desembolsar los fondos del Fomilenio II, proyecto que según afirma su director, William Pleitez, buscar aportar al desarrollo del país.

Margarita Posada reiteró que las únicas beneficiadas con las reformas a la Ley de Asocio Público Privado son las grandes empresas.

Las organizaciones informaron que han sido convocadas a una reunión para el próximo martes 09 de enero en la que esperan el Presidenta de la República participe.

Cabe mencionar que justamente el 09 de enero es el último día que el mandatario Sánchez Cerén tiene para dar una respuesta a la Asamblea Legislativa, sancionando, observando o vetando las reformas a la Ley de Asocio Público-Privado.

­