Radio Victoria, 28 años promoviendo el derecho humano a la comunicación

Redacción Radio YSUCA

Desde diversos puntos de San Salvador salieron las marchas para conmemorar el Día Internacional de los Trabajadores.

Cientos de personas portaron pancartas en las que denunciaban despidos públicos, hacían cuestionamientos a diputados oficialistas, a la Presidencia de la República y condenaban aprobaciones legislativas como la Ley General de Recursos Hídricos, sin haber tomado en cuenta a sectores que tenían una voz en este tema.

Días antes de la marcha el ministro de Trabajo, Rolando Castro, pidió en una entrevista televisiva a la Fiscalía General de la República y a la Policía Nacional Civil que no permitieran que las organizaciones desnaturalizaran el día de la clase trabajadora para ir a defender a grupos criminales.

Sonia Urrutia, integrante del Bloque de Resistencia y Rebeldía Popular, condenó la acusación del funcionario contra las movilizaciones del Día Internacional del Trabajador, por lo que no descarta una demanda internacional.

Sonia Urrutia, integrante del Bloque de Resistencia y Rebeldía Popular, condenó la acusación del funcionario contra las movilizaciones del Día Internacional del Trabajador, por lo que no descarta una demanda internacional.


 

Foto Radio YSUCA

El integrante de la Confederación Nacional de Trabajadores Salvadoreños, Luis Ortega, manifestó que las organizaciones sociales y sindicales demandan que el ministro de Trabajo pida disculpas por vincularlos con la delincuencia.  


El ambientalista Ricardo Navarro participó en la marcha y dijo que el Día Internacional del Trabajo se celebra en todo el mundo y el trabajador y trabajadora demandan sus derechos y lo hacen en el marco de la legalidad.


Paralelo a esto, el integrante de Trabajadores Despedidos del Gobierno, Héctor Rodríguez dijo que el actual gobierno ha despedido a 9 mil trabajadores y trabajadoras de instancias públicas y a esto se suman los despidos de jueces.


Las organizaciones de la Sociedad Civil y Sindicales llegaron hasta la Plaza Cívica de San Salvador donde fueron recibidos por un grupo musical que estaba ubicado frente a Catedral Metropolitana. Los representantes de la Alianza Nacional El Salvador en Paz dieron su discurso con las principales demandas de la clase trabajadora y demandaron además que cesen las intimidaciones por el derecho a manifestarse.

 

­