Radio Victoria 24 años promoviendo la comunicación participativa



Texto tomado de http://www.cultura.gob.sv

La Dirección Nacional de Patrimonio Cultural y Natural a través de la sección de Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI),  presentó —el 15 de agosto— la declaratoria de Bien Cultural del Lugar de Memoria Histórica donde ocurrió la masacre de Santa Cruz, ubicado en el caserío del mismo nombre, en el cantón La Trinidad, Sensuntepeque, Cabañas.

Por medio de la Resolución Interna RD-001/2011 —publicada en el Diario Oficial 58, Tomo n.°  414,  del 23 de marzo de 2017—, Secultura dio a conocer la declaratoria en cumplimiento al Programa de Reparaciones a las Víctimas de Graves Violaciones a los DD. HH. Ocurridas en el Contexto del Conflicto Armado Interno (Decreto Ejecutivo 204/2013), como parte de las medidas de dignificación en el ámbito de la cultura, estipuladas en el artículo 11 del decreto.

Para otorgar este reconocimiento y declaratoria, Secultura consideró testimonios de sobrevivientes de la masacre, en la que murieron alrededor de 270 personas, entre el 11 y el 14 de noviembre de 1981, en el caserío Santa Cruz, durante el operativo militar conocido como “Limpieza total”, dirigido contra la población civil no combatiente.

También, se consideró que en el lugar continúan enterradas las víctimas y que cada año —desde el 2004— se realiza un acto de conmemoración religioso y cultural, organizado por la población, ADESCOS, organizaciones civiles, Iglesia, familiares, amigos de las víctimas y sobrevivientes, indicaron las antropólogas Ana Mata y Johanna Marroquín de la sección de PCI.

El lugar ha sido declarado Bien Cultural por su valor histórico, al tratarse del lugar de la masacre de Santa Cruz; por su valor simbólico, ya que representa la dignificación y resarcimiento moral a las víctimas; por su valor espiritual y religioso, al ser considerado por la población como un lugar sagrado; así como por su valor social, debido a que la manifestación cultural de la conmemoración que se realiza, expresa organización social, solidaridad, cooperación y cohesión.

Para la protección y conservación del lugar de memoria histórica deberán seguirse los requerimientos técnicos establecidos en la Ley Especial de Protección al Patrimonio Cultural de El Salvador y su Reglamento.

No se podrán desarrollar intervenciones en el Bien Cultural declarado sin contar previamente con la autorización correspondiente de Secultura, que podrá realizar las visitas e inspecciones técnicas necesarias. Para proteger el lugar solo se permitirán obras de construcción que dignifiquen la memoria de las víctimas, previa autorización de la Dirección Nacional de Patrimonio Cultural y Natural.

Como medida de protección, se brindaron dos charlas para la promoción y divulgación de esta declaratoria. La primera se realizó en el Centro Escolar de San Felipe, cantón San Felipe.  La segunda, se llevó a cabo en la casa comunal del cantón Santa Marta. En total, asistieron más de cien personas, entre quienes se encontraban sobrevivientes. Ambas comunidades pertenecen a Ciudad Victoria. La presentación contó con el apoyo de Radio Victoria, que también lleva un proceso para judicializar el caso con el apoyo del IDHUCA.

 

 

­