Radio Victoria 24 años promoviendo la comunicación participativa

Por ADES

Han pasado ocho meses de la aprobación de la ley de prohibición de minería Metálica en el país y hasta el momento el Estado no se ha motivado a continuar con su cumplimento.  Si bien es cierto que la ley niega a las empresas mineras explotar el territorio también demanda al Estado acciones de mitigación de daños efectuados por las minas en décadas anteriores, acciones que hasta el momento no se ven.

Mineros artesanales que viven en las cercanías de la mina San Sebastián  en Santa Rosa de Lima, departamento de La Unión, están descontentos por la ley contra la minería. Ellos argumentan que les quitan la única forma de sobrevivir. La extracción del oro de forma artesanal.

Estos mineros viven muy cerca de El río San Sebastián, contaminado por el mismo drenaje acido que sale de las bocaminas del lugar. Pero a los mineros artesanales no les interesa estar rodeados de agua envenenada por la mina, lo único que les importa es que el Estado les resuelva sus problemas económicos. Eso tampoco es aceptable.

La ley estableces que para los mineros artesanales el Estado tiene la obligación de proporcionales apoyo técnico y financiero para que se dediquen a otra actividad que no sea la minería, sin embargo, ni el Estado ha podido ejecutar este apartado ni los mineros artesanales  han exigido al Estado que cumpla su parte.

Hace una semanas organizaciones ambientalistas como ADES Y CRIPDES realizaron una conferencia de prensa donde declaran que es imprescindible que el Ejecutivo retome las recomendaciones de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), sobre un cierre adecuado de la mina San Sebastián, además de establecer un sistema de acceso de agua potable y saneamiento para sus habitantes.

Señalaron que el Ejecutivo debe diseñar un programa de reducción y mitigación a la salud de los mineros artesanales y el medio ambiente en la zona.

Reafirmamos que ley no es sólo prohibir la minería metálica, es también reparar el daño ambiental causado por esos proyectos en el pasado, es apoyar a los mineros artesanales a que encuentren otra alternativa de trabajo que no les exponga y que no contamine el medio ambiente, es exigir a la fundación minera El Dorado que se vaya de Cabañas y del país.

­