Radio Victoria 25 años en comunidad, cultivando vidas y esperanzas

Por ADES 

A las puertas de una nueva “celebración de la independencia patria”, preguntémonos ¿qué está pasando en El Salvador? Mientras algunos medios hegemónicos nos quieren hacer ver como tema de agenda el conocer o desconocer los “símbolos patrios”; otra serie de situaciones ocurren en el país y deberían llamarnos la atención:

Estamos, por ejemplo, a las puertas de una campaña electoral presidencial, marcada por violaciones al código electoral, multas risibles para magnates que aspiran a la presidencia y mucha demagogia por parte de algunos candidatos.

Tenemos también  el hallazgo del cuerpo de la agente policial Carla Ayala, desaparecida y asesinada en diciembre 2017 por un elemento del extinto Grupo de Reacción Policial que está prófugo. Este hecho reafirma la vergüenza que debería motivar a una depuración urgente dentro de la Policía Nacional Civil.

Además. el presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano, dijo recientemente que no podrá lograrse una austeridad del 5% en este órgano del Estado, lo único que ha logrado es que el presupuesto de 2019 sea el mismo de 2018, es decir $53.8 millones de dólares. ¿Por qué cada año el presupuesto de la Asamblea Legislativa debe aumentar, cuando siguen pendientes de aprobación leyes elementales para garantizar los derechos humanos?

No dejemos que las cortinas de humo y el patriotismo exacerbado nos esconda la realidad de nuestro país. Celebrar la soberanía de la República debería comprometernos a todas y todos a defender nuestros derechos y exigir un buen funcionamiento de las instituciones. Sintamos orgullo cuando las nuevas generaciones, más que reconocer los símbolos patrios, sepan interpretar la realidad nacional desde sus dimensiones históricas y políticas.

­