Radio Victoria 25 años en comunidad, cultivando vidas y esperanzas

POR ADES 

Esta semana ha estado marcada por el desenlace de un proceso electoral más en nuestro país. Las elecciones han dejado como ganador a un partido de la derecha, con un candidato que se vendió a sí mismo en todo el proceso, alejado aparentemente del vehículo que le llevó a la primera magistratura; pero que en realidad debe responder a intereses de esta misma derecha.

Sin embargo, este hecho también nos deja otras lecciones. Un ejemplo claro es que más de la mitad de las y los salvadoreños empadronados no acudieron a las urnas; lo que nos da una lectura de que muchas y muchos no confían en las opciones políticas. Y, por otro lado, los partidos que tradicionalmente han disputado las elecciones han quedado relegados, especialmente el FMLN, que debe atender al llamado fuerte que se les ha hecho a través de estos resultados. ¿Cómo debería interpretar esta fuerza política un revés tan grande? ¿Los cambios internos que han anunciado serán profundos y reconducirán al partido hacia las acciones e intereses que tal vez se han dejado de lado?

Y a nosotras y nosotros, los ciudadanos y ciudadanas, ¿qué lección nos queda? Con este viraje a la derecha, aunque sea de otro color, no nos queda más que reunir los esfuerzos que se han dispersado o que han dejado de ser combativos para exigir nuestros derechos. Este momento es un llamado a la organización comunitaria y popular; que ha demostrado antes ser la única manera de salir adelante con nuestras demandas. Este momento es un llamado de atención a toda la sociedad y tenemos la responsabilidad de estar a la altura del nuevo reto que enfrentará nuestro país.

­