Radio Victoria 25 años en comunidad, cultivando vidas y esperanzas

Por Marixela Ramos

La comunidad El Rodeo del cantón Santa Marta cuenta con 35 familias, “contar con un sistema de agua ha sido como sueño que hoy se convierte en una realidad”, aseguran sus habitantes. Después de 26 años que este caserío regresó del refugio de Mesa Grande en Honduras, el 22 de marzo de 1992, es hasta hoy que se hace realidad el gran sueño de tener un sistema de agua potable que garantice el derecho humano al agua de sus pobladores. 

La comunidad empezó de cero, desde comprar la fuente hasta gestionar los recursos para encaminar el proyecto, ¿cómo se llegó a esto? Fue a través de un diagnostico que se hizo entre la ADESCO, la comunidad y la Sociedad Ética de Washington (WES - por sus siglas en ingles). Este consistió que por dos días hace un poco más de 10 años se planificó una jornada de talleres con toda la comunidad para que a través de una lluvia de ideas, a través de conversaciones, dibujos y proyección comunitaria, mujeres, hombres, niñas y niños, manifestaran y compartieran cuales eran las necesidades más sentidas y lo que más deseaban con mayor fuerza para la comunidad.

Entre las necesidades más sentidas estuvieron:

  • Un proyecto de agua potable.

  • Letrenizacion.

  • Mejoramiento de viviendas

  • La falta de un espacio físico colectivo para reuniones.

  • Escuelas de formación política.

Entre las cosas que destacaba el diagnostico estaban los riesgos en materia de salud y calidad de vida de los habitantes de una comunidad donde no hay agua potable y por tanto la comunidad se abástese de los posos cercanos a las viviendas, todos situados en terrenos privados.

“Esto partió después del hermanamiento estratégico que hizo la comunidad en el año 2009 con la Sociedad Ética de Washington. Desde ese momento esta delegación aportó alguno pequeños fondos para la recolección en primer lugar de información dentro de la comunidad en coordinación con la ADESCO, usando la siguiente dinámica, la delegación cada año entre el mes de junio y julio vistan la comunidad El Rodeo quedándose una semana con familias y durante todos estos días comparten información de cómo vive la comunidad”.

En un primer momento se contempló la posibilidad de un sistema de agua que funcionara con energía eléctrica, pero estos sistemas son caros para mantener en el tiempo por el tema del pago de recibos por familia, pues independientemente un proyecto sea pequeño o no, el gasto de energía no hace mucha diferencia y las familias de la comunidad no tendrían la capacidad económica de pagar una factura del agua por cada mes que pagara o cubriera el mantenimiento del sistema eléctrico del proyecto. Entonces se empezó a conocer e intercambiar conocimientos de otros proyectos de agua potable con el sistema de energía solar o energías renovables.

De esta manera se pudo comparar la información y rescatar las diferencias en términos económicos para las familias a la hora de pagar los recibos, entre un sistema de agua con energía convencional o con energía solar, entonces este proyecto que alcanza un poco mas de 80 beneficiados por su capacidad de bombeo, se complicaba la distribución de pago, y fue la misma comunidad junto con la adesco que valoraron que era un sistema de agua potable con energía solar el indicado, asegura Elvis Zavala presidente de la ADESCO.

Aunque el sistema de energía solar es mucho más caro su ejecución del diseño, vale la pena porque en países como El Salvador es seguro que tendrás energía solar todo el año, el proyecto de agua de El Rodeo es un proyecto innovador que consta de 32 paneles solares, que también tienes dos tanques de captación, uno de almacenamiento y el otro de distribución, entonces este se dividió en dos fases, una primera fase que ha estado gestionado por COCODA - WES, Los Club Rotarios de Estados Unidos y acá en El Salvador con el Club Rotarios de Santa Tecla, y la comunidad está poniendo la mano de obra, que implica un arduo y valioso aporte al proyecto.

El proyecto abastecerá aproximada a 84 familias, esto se traduce aproximadamente a 500 personas. Donde abarcará todo el caserío El Rodeo, la colonia conocida como la “Marañonera” y algunas familias de la colonia La Ceiba que actualmente no cuentan con sistema de agua potable y se abastecen de las familias cercanas que tienen.

¿Cómo se ha involucrado la alcaldía de Victoria en esta gestión?

“La alcaldía no ha apoyado a este proyecto en nada, es más, en ciertos momentos ha sido un obstáculo, porque a la hora de hacer el trámite de acreditación que es el documento oficial para gestionar proyectos, la alcandía a tardado demasiado en resolver, por tanto, esto nos ha retrasado hasta un año para hacer los trámites para la gestión del proyecto, porque no ha habido agilidad para actualizar credenciales desde la municipalidad”.

“Al principio se quiso involucrar a la alcaldía, al presentarle el proyecto y se les mostró la carpeta técnica y de una vez nos manifestó el alcalde Juan Antonio Ramos que no tenía la capacidad para un proyecto como ese y que además no estaban es sus planes presupuestarios un proyecto de agua para el caserío El Rodeo”.

Ha sido la comunidad apoyada desde la Asociación de Desarrollo Económico y Social ADES Santa Marta que ha luchado por gestionar este proyecto de agua potable y que en estos momentos se encuentra en la primera fase que contempla ya instalados los 32 paneles solares, tanque de captación de agua, tendido de tubería primaria, una pila pública que garantiza las condiciones para que sus habitantes se bastezcan de agua para el consumo y actividades diarias, mientras se da inicio a la segunda etapa que se pretende sea en noviembre de 2018.

­