Radio Victoria, 28 años promoviendo el derecho humano a la comunicación

En un hecho calificado como un «golpe de Estado», durante la primera sesión plenaria de la nueva legislatura la arrasador a mayoría dominada por Nuevas Ideas aprobó la destitución de la Sala de lo Constitucional y del Fiscal General.

La nueva Asamblea Legislativa que fungirá en el cargo de 2021 a 2024 tomó posesión este 1° de mayo.

En una sesión con pocas certezas sobre su desarrollo, casi al mediodía se formó una comisión de instalación que decidiría quiénes integrarían la nueva junta directiva. Dicha comisión estuvo integrada por la diputada y diputados de Nuevas Ideas Suecy Callejas, José Urbina y Eduardo Amaya.

Tras algunas horas dio inicio el proceso de propuestas y votación por cada uno de los cargos de la junta directiva que, finalmente, estará formada por los partidos Nuevas Ideas, GANA, PCN y PDC. La presidencia la ocupará el diputado de Nuevas Ideas, Ernesto Castro.

 

 

Según el Reglamento de la Asamblea Legislativa, debe establecerse un protocolo de entendimiento diez días antes de la toma de posesión para definir los cargos de la junta directiva, tomando en cuenta el principio de proporcionalidad. Sin embargo, días previos al inicio de la nueva legislatura, el diputado y ahora presidente del Parlamento, Ernesto Castro, dijo que «sólo dialogarían con el pueblo». Quedaron fuera de la junta directiva las fracciones de ARENA, FMLN, VAMOS y Nuestro Tiempo.

Tras la elección y votación nominal y pública con la que se eligió a la junta directiva, el diputado presidente cerró la plenaria de instalación y se dio inicio con la primera sesión de la nueva legislatura.

 

 

La primera «demostración» de fuerza de Nuevas Ideas

La primera sesión plenaria arrancó sin una agenda definida. El primer tema que se discutió, a solicitud de la diputada Suecy Callejas, fue una pieza para la destitución de los magistrados propietarios y suplentes de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

“Se denuncia que con su actuar, la Sala de lo Constitucional tergiversó el orden jurídico de manera maliciosa, y al extraer los decretos ejecutivos por motivos infundados e incoherentes, creó un escenario que ponía en grave e inminente peligro la vida del pueblo”, argumentó la diputada Callejas.

 

 

El resto de bancadas legislativas lamentaron la decisión

«Lo que están haciendo es un golpe de Estado. El pueblo votó animado por ustedes. No atropellemos el Estado de derecho», dijo a la denominada «bancada chan» el diputado de AREN, René Portillo Cuadra.

Por su parte, la diputada del partido VAMOS, Claudia Ortiz, cuestionó «si la Sala es destituida, ¿quién va a resolver las controversias, amparos, demandas? ¿Cuánto tiempo vamos a tener esperando a la población? ¿Qué nos garantiza que tendremos un proceso transparente de elección? «.

«Tarde o temprano la historia los va a juzgar. Están consumando lo que el presidente Nayib Bukele dejó a medias el 9 de febrero, supongo que es el precio de usar su nombre. A las organizaciones pongan muchísima atención a lo que está ocurriendo», señaló el diputado de Nuestro Tiempo Johny Wrigth.

Mientras que la diputada del FMLN, Anabel Belloso, manifestó que su grupo parlamentario grupo «no sería cómplices del golpe de Estado, de la violación del estado de derecho. Se está violando el debido proceso. No podemos avalar del incumplimiento de la ley», apuntó.

 

 

Luego de un debate, la Asamblea aprobó con 64 votos a favor la destitución de los magistrados, propietarios y suplentes, de la Sala de lo Constitucional. Y, como si el tema estuviera a planificado, inmediatamente el diputado de Nuevas Ideas, Jorge Castro, propuso una lista de nombres que – según dijo- «cumplen con el perfil adecuado» para no dejar acéfala a la Sala.

Mediante votación nominal y pública fueron electos y juramentados para sustituir a la Sala Constitucional los abogados Óscar Alberto López Jerez, como presidente, Luis Javier Suárez, Héctor Martínez, José Ángel Pérez y Elsy Dueñas.

Foto: Sala de lo Constitucional. Magistrados electos.

Luego de la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional fue el turno del Fiscal General, Raúl Melara. El diputado de Nuevas Ideas, Jorge Castro, solicitó – bajo el mismo mecanismo que el proceso anterior- someter a discusión la destitución del Fiscal General de la República porque, según dijo, «hay evidencia de su vinculación partidaria».

 

 

En votación nominal y pública con 64 votos a favor, 7 en contra, 11 abstenciones y dos ausencias, la Asamblea aprobó la destitución de Raúl Melara. Como en el caso anterior, inmediatamente fue propuesto el sustituto: Rodolfo Delgado Montes. Delgado fue electo con 64 votos a favor, 5 en contra y 15 ausencias. Fungirá en el cargo del 2 de mayo de 2021 al 5 de enero de 2022.

 

 

Con esta decisión se cerró la primera sesión plenaria de la nueva legislatura.

Denuncias por «golpe de Estado»

Diversas organizaciones nacionales e internacionales expresaron su rechazo a la decisión de la Asamblea y han señalado la gravedad de la situación calificada como un «golpe de Estado técnico».

«La actuación de los diputados oficialistas confirma el temor de que el respaldo popular expresado en las urnas fuera utilizado para concentrar el poder en el Ejecutivo», señaló la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA).

Comunicado de la UCA.

Otro grupo de más de 26 organizaciones afirmaron que «desconocen el mandato de las personas que ha usurpado, incluso por la fuerza, funciones».

 

 

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) informó que ha decidido instalar la «Sala de Coordinación y Respuesta Oportuna e Integrada» frente a lo que está ocurriendo en el país.

 

 Por Red Informativa de Arpas/Foto: Asamblea Legislativa

­