Radio Victoria 25 años en comunidad, cultivando vidas y esperanzas

La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos presentó los resultados sobre el entorno de trabajo de las Mujeres Periodistas y Comunicadoras Sociales en El Salvador, informe 2018. Los datos son alarmantes.

Violencia, silencio e impunidad: esas son las tres palabras que caracterizan la situación laboral de las mujeres periodistas en El Salvador. El secreto a voces fue confirmado por un Diagnóstico sobre el entorno de trabajo de las Mujeres Periodistas y Comunicadoras Sociales en El Salvador, 2018, presentado por la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos.

Los datos muestran una tendencia generalizada de discriminación y acoso sexual contra mujeres periodistas y comunicadoras. Además, desigualdad salarial, por razones de género. Así lo puntualizó la Procuradora para la Defensa de los Derechos Humanos, Raquel Caballero.

A la lista, sobre el acoso sexual contra las mujeres periodistas, se suman las jefaturas de los medios de comunicación con un 8%, funcionarios del órgano judicial con un 6% y comunicadores de organizaciones sociales 5%.

Las formas de acoso más recurrentes son chistes o expresiones de carácter sexual. De las encuestadas un 40% dijo haber sido víctima de ello, un 27% haber recibido propuestas inadecuadas, 17% denunció tocamiento y 9% agresión sexual, entre otras.

Otro tipo de violencia ejercida de parte de las empresas contra mujeres periodistas, sobre todo de televisión, es que ellas cumplan con los estereotipos de belleza establecidos por la sociedad. Este diagnóstico señala que se ven obligadas a cambiar su imagen, incluso mediante procesos de pérdida de peso.

La Procuradora de Derechos Humanos, instó a las mujeres periodistas y comunicadoras a romper el silencio y denunciar estos hechos, a fin de sentar precedentes y erradicar la violencia en su contra.

El Diagnóstico sobre el entorno de trabajo de las Mujeres Periodistas y Comunicadoras Sociales en El Salvador se realizó mediante talleres llevados a cabo en la zona occidental, paracentral y oriental del país. Para la recolección de los datos fueron entrevistadas 52 mujeres. De ellas, 23 son periodistas de radio, 17 comunicadoras institucionales, 9 de televisión, 2 de prensa escrita y 1 de prensa digital. Éste es el primer documento que describe las constantes violaciones a los derechos de las mujeres que se dedican a la labor de informar o comunicar.

A partir de los resultados, la PDDH exhorta a la Fiscalía General de la República que investigue prioritariamente estos casos y a la Corte Suprema que propicie una pronta y cumplida justicia. Esto, debido a que hasta el momento dichas instituciones no ha indagado y sancionado a los agresores, según la PDDH. Al Ministerio de Trabajo, le insta a verificar la situación laboral de estas mujeres.

Y a las jefaturas de los medios de comunicación a implementar una política de género.

­