Radio Victoria 25 años en comunidad, cultivando vidas y esperanzas

Por ARPAS 

La Alianza contra la Privatización del Agua, el Foro del Agua y otros espacios del movimiento social se declararon en “emergencia y movilización permanente” hasta derrotar los intentos de los partidos de derecha de privatizar el agua.

La declaratoria responde al acuerdo de incluir a la empresa privada en el ente rector de las política hídricas, tomado ayer por diputados de ARENA, GANA, PCN y PDC en la Comisión de Medioambiente y Cambio Climático de la Asamblea Legislativa.

Los diputados que votaron a favor son: Mauricio Ernesto Vargas, Marta Evelyn Batres, René Gustavo Escalante, Mayteé Iraheta y Ricardo Godoy Peñate, de ARENA; Mario Antonio Ponce y Raúl Beltrán Bonilla, del PCN; Santos Adelmo Rivas, de GANA; y Jorge Mazariego, del PDC.

Las organizaciones cuestionan a estos “diputados privatizadores” por  avalar una fuerte presencia empresarial en el ente rector, otorgando sendos puestos a los sectores productivos agropecuario (azucareros) e industrial (bebidas). Éstos podrían, junto a COMURES (controlada por ARENA) y algunas juntas de agua (manipuladas por la derecha), hacer mayoría y tener correlación suficiente para dar un enfoque mercantil y privatizador a las políticas de agua.

Esto tiene el propósito de asegurar agua para los negocios, en detrimento del derecho de la población a tener agua suficiente y de calidad para su consumo y necesidades básicas. “Así los diputados de derecha ponen los intereses de la empresa privada por encima de los derechos de la gente y traicionan su función de legislar para resolver los problemas del país”, señalan las organizaciones.

La Alianza y demás organizaciones anunciaron acciones de presión para revertir el acuerdo de los partidos de derecha y lograr la aprobación de la ley que promueven conjuntamente con la UCA, las iglesias y la Procuraduría de Derechos Humanos. Dicha ley reconoce el agua como derecho, establece un ente rector de las políticas hídricas totalmente público y permite la participación comunitaria en la protección de los bienes hídricos.

En sintonía con la declaración de “emergencia y movilización permanente” de las organizaciones, hoy mismos se anunciaron sendas movilizaciones de la Universidad de El Salvador, sindicatos, diversos colectivos sociales y población que reacciona espontáneamente ante el peligro de privatizar el agua.

Esperemos que esta movilización popular sea creciente y total, para revertir las nefastas acciones de los partidos de derecha. 
Ojalá que así sea.

­