Radio Victoria, 27 años construyendo participación ciudadana

PRONUNCIAMIENTO DE MUJERES DE SANTA MARTA

Nos encontramos hoy en marzo para conmemorar el día y el mes de las mujeres. Lo hacemos desde la alegría, desde la protesta creativa, desde la hermandad que nos une el ser mujeres, desde la cercanía que nos podemos permitir viviendo en contexto de pandemia, sin perder de vista la importancia que tienen las medidas de bioseguridad.

2020 ha sido un año difícil para todas y todos, sobre todo, para las mujeres. La pandemia del Covid-19 ha limitado nuestro derecho a salud integral, hemos estado sobrecargadas con las tareas de cuidado de la familia y las tareas escolares de nuestras hijas e hijos.

La violencia contra las mujeres no ha recibido la atención requerida, por el contrario, se ha incrementado ante un Estado ausente y que incluso en muchas situaciones termina siendo quien nos violenta.  Las estructuras comunitarias tampoco han atendido con enfoque de género esta pandemia y se han mantenido al margen de la situación de violencia que vivimos.

Juntas, nosotras reafirmamos que, el feminismo nos une, porque nada nos  han regalado, así que nada les debemos. Todos los logros de los que disfrutamos hoy en día han sido producto del esfuerzo que otras mujeres hicieron  en el pasado, y de otras que siguen esforzándose por construir un país mejor, una Santa Marta inclusiva.

Reafirmamos que ningún hecho de violencia es justificable, al contrario, es reprochable.  A los hombres que acosan, humillan, que maltratan, y a los que con su silencio e indiferencia se vuelven cómplices les decimos que eso no es normal, que la violencia es un mal que debe ser rechazado y denunciado.

 Cada día somos más mujeres conscientes y dispuestas a denunciarles cualquier acción que atente contra nuestra integridad y dignidad. Por tanto, invitamos a nuestra Santa Marta a que podamos avanzar en defensa de la alegría, la prevención y denuncia comunitaria de la violencia sexista y de cualquier otra forma de violencia.

Desde esta actividad, enviamos un fuerte abrazo solidario a todas las mujeres, especialmente a las 17, que son compañeras condenadas a 30 o más años de cárcel por haber sobrevivido a un aborto espontáneo e involuntario. Condenamos el actuar del sistema de justicia y llamamos a la unidad en este escenario oscuro que se nos avecina a nivel nacional.

Los resultados de estas elecciones legislativas y municipales nos reflejan que tenemos un escenario mucho más difícil, donde la derecha disfrazada de compañera querrá acercarse para dividir, confundir y debilitar el tejido organizativo que con esfuerzo seguimos promoviendo y defendiendo.

Reafirmamos que no confiamos en Nayib Bukele y que su Gobierno representa un retroceso en la garantía de nuestros derechos.

Llamamos a la unidad, a devolver ese amor que tenemos por Santa Marta en hechos reales que busquen el goce de una vida plena para todas y todos, a saldar esa deuda histórica que tienen con nosotras.

“Que vivan las mujeres de Santa Marta”.

Comunidad Santa Marta, 26 de marzo de 2021.

­