Radio Victoria, 27 años construyendo participación ciudadana

Por Merlin Velis 

Estamos en una coyuntura donde nos arrastra un remolino de información que más que orientar, “ataranta” a la población, haciéndola caer en imprudencias, especulaciones, arrebatos y pánico colectivo. Es precisamente en este ambiente de incertidumbre en que los problemas neurálgicos se minimizan en la atención pública y mediática, como lo es la violencia de género, la cual no es considerada una pandemia, pese a que mata todos los días a miles de mujeres y niñas de las maneras más crueles y sádicas en todo el mundo.                                                                                                                                  

 En El Salvador solo en 2019 de enero a diciembre se cometieron 230 feminicidios. En enero de 2020 se reportaron 13 feminicidios y en febrero 7 casos.  Evidentemente, el feminicidio es la expresión más extrema de odio hacia las mujeres, pero otras modalidades de violencia se siguen viviendo en la calle y en el hogar.

Sobre este tema conversamos con América Romualdo, Coordinadora General de la Asociación de Mujeres por la Dignidad y la Vida, LAS DIGNAS, quien hace una crítica a las medidas implementadas en la emergencia nacional por Coronavirus y cómo afecta especialmente a las mujeres y niñas cuando se carece de una visión de género.

¿Qué valoración hace Las Dignas sobre esta situación que se vive?

Es importante que no nos desesperemos y no hacer casos a rumores o aspectos que nos pueden poner en pánico o caos porque el temor y estrés nos baja las defensas y lo que queremos es tener fortalecidas las defensas.

El gobierno debe ser prudente con la población para tomar medidas porque nosotras somos críticas con las medidas que afectan a las mujeres. Que los niños y las niñas no vayan a estudiar afecta a las mujeres porque son las que mayoritariamente están a cargo de su cuidado.

Afecta la economía familiar porque posiblemente no puedan salir a realizar un trabajo remunerado, de por sí ya sin coronavirus y sin este tipo de medidas un millón de mujeres no tienen un empleo remunerado por el trabajo doméstico. El gobierno debe reparar el daño económico y emocional que le está causando a las personas con las medidas.

Por otra parte, la mayoría de mujeres se dedican a trabajos precarios en el marco de la economía informal por lo que en estos casos su fuente de ingresos se ve afectada, lo que las pondrá en situación de hambruna.

Cuando se toman medidas que las personas permanezcan en lugares cerrados como en su casa, también se incrementa la violencia contra las mujeres porque la violencia se da en ese entorno.

Como parte de la Red Feminista Frente a la Violencia contra las Mujeres estamos solicitando que todo lo que tenga que ver con la atención contra la violencia hacia las mujeres se refuerce y no se quiten los recursos para atender otros aspectos.

“Sin coronavirus y sin este tipo de medidas un millón de mujeres no tienen un empleo remunerado por el trabajo doméstico”.

¿Cómo ve la situación en el caso de las trabajadoras doméstica que se verán con sobrecarga de trabajo?

La sobrecarga de trabajo no es reconocida y les afecta porque las mujeres que trabajan en el servicio doméstico no podrán atender a sus propias hijas e hijos precisamente por la demanda de más horas de trabajo. Es importante que los gobiernos se preocupen por dar información veraz y concreta a la población porque las medidas siguen y van afectar a las mujeres generando o ampliando las brechas de desigualdad existentes.

¿Cómo interpreta el mensaje del presidente en Twitter “Todas las medidas que tomemos serán duras para la economía. Algunos tendrán que sacrificar parte de lo que les sobra y otros hasta lo que les falta”?

Los gobiernos son responsables de erradicar la desigualdad de clases sociales y de género para lo cual tienen que invertir recursos para el desarrollo, pero cuando el mismo gobierno está poniendo medidas económicas que afectan a las personas, tiene la obligación de compensar ese daño. Deben hacer un plan de compensaciones no pueden decir que no mueran las personas de coronavirus, pero si muéranse de hambre.

¿Cómo afecta el acceso a la justicia en el caso de las audiencias y procesos judiciales de  de violencia contra las mujeres?

La suspensión de audiencias o de una operación médica no está justificado, eso va contra el derecho al acceso a la justicia. Se puede limitar el público por razones de la emergencia pero no le veo sentido a la suspensión de audiencias, no sé qué otras disposiciones ha tenido la Corte Suprema de Justicia pero si lo veo sobrepasado.

El mismo decreto legislativo que se emitió el 14 de marzo del 2020 desde la Asamblea Legislativa dice que los funcionarios no deben hacer uso arbitrario del decreto y a mi juicio se está haciendo porque se están tomando decisiones que no tiene justificación técnica.

América Romualdo terminó haciendo un llamado a las autoridades de seguridad pública e instituciones gubernamentales a cumplir con su papel ya que la violencia contra las mujeres persiste y los datos muestran que los periodos de mayor convivencia, suelen tener picos de victimización, de violencia intrafamiliar más agudos.

“Existe evidencia sobre la violencia que puede ocurrir en sitios de contención o albergues, especialmente la violencia sexual contra mujeres y niñas, máxime cuando no hay espacios segregados” señaló.

Asimismo, pide que se garanticen los servicios especializados de todas las UNIMUJER ODAC de forma ininterrumpida, incluyendo el abastecimiento sanitario profiláctico que sea necesario.

Texto tomado de https://revistalabrujula.com/

­